Ya podemos decir que el Real Madrid es el único Rey de Champions en Europa, ha conseguido la décimo tercera, la tercera consecutiva, cuatro en los 5 últimos años, es un Madrid imparable, teniendo muchísimo más mérito ya que el mejor jugador del mundo y quizás de la historia está en el equipo rival.

13 Champions, se dice rápido pero nadie en la historia ha logrado lo que el Real Madrid está logrando en los últimos años. 

Sin duda el protagonista del partido fue el Galés Gareth Bale, el gol que metió sólo está al alcance de unos pocos, una chilena a contra pie que dejo al mundo maravillado. Quedará en los anales de la historia como en su momento quedó la volea de Zidane.

Gareth Bale
Gareth Bale marcó el mejor gol de la Champions 2018

El Galés ponía la 5ª marcha al final de la temporada y mejorar su mejor versión de los últimos tiempos y en la final ya explotó el mejor Bale desde que llegó al equipo blanco. Ahora se pensarán en vender al extremo o en caso contrario el jugador se habrá revalorizado sin duda.

Lo que el Real Madrid ha logrado de la mano de Zidane quedará en la historia para contárselo a nuestros futuros nietos futbolistas, sin duda las victorias conseguidas en blanco y negro como decían los rivales se han transformado en alta definición el los últimos años, consiguiendo así, una copa más en color que en los televisores antiguos de nuestros abuelos.

El gol de gareth fue algo de otro mundo

Una final no exenta de acontecimientos, al equipo de la capital de España se le puso muy de cara cuando en un encontronazo del mejor jugador del Liverpool, Mohamed Salah, con Sergio Ramos, cayó sobre el hombro y no pudo continuar en el minuto 25′ de la primera parte, no suficiente con ese contratiempo el portero del Liverpool sirvió en bandeja el primer gol blanco al Benzema poner su bota delante del saque que realizaba con la mano y viendo como el balón se metía dentro de la portería, todo el mundo se quedó atónito, no se podían creer lo que acaban de ver.

Para aumentar la mala suerte de esa noche, a Karius en un potente disparo de Bale desde la frontal, vio como sus manos se doblaban en un acto que podría nombrarse como fallo de novato en el mundo de los porteros de fútbol.

KARIUS
Karius, portero del Liverpool

Bale es el primer suplente que marco dos goles en una final en toda la historia de ésta competición.

El gol de Bale hizo alucinar a todos los seguidores madridistas, que no dejaron de frotarse los ojos para ver una y otra vez la repetición de semejante obra de arte.

Nadie podía pronosticar lo que fue el final del partido viendo como salió el equipo inglés, que había logrado someter al equipo madrileño hasta la lesión de su estrella, era un continuo asedio británico, el equipo merengue no tenía ideas claras, falta de movilidad sin que ningún jugador de medio campo pusiera orden.

Benzema puso por su picardía en minuto 51′ el 1-0 en el marcador que poco más tarde igualaría Mané en el minuto 55′, luego vino la obra maestra del Galés y ya al finalizar el disparo también Bale que se comió el portero Karius.

Gareth Bale celebrando uno de sus goles.

El Real Madrid es una máquina de ganar finales.

No cabe duda que las finales hay que ganarlas, pero es que al Real Madrid le hace falta muy poco para ello, sobre todo en los últimos años, dice de la flor de Zidane, pero las finales hay que jugarlas.

Veremos que pasa entonces a partir de ahora con Bale porque la cosa ha cambiado de momento.

Lo único malo fue la lesión de nuevo en el mismo escenario de Carvajal, que esperemos que llegue al mundial en óptimas condiciones, ya que la mala suerte se ha cebado con él.

Esperemos que el lateral blanco esté para el mundial, es fundamental su presencia.

Puede ser éste Madrid el mejor de la historia, ya lo iremos viendo según los expertos, de momento en cuanto a títulos no cabe duda.

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí